ROMPIENDO CADENAS



ROMPIENDO CADENAS


 
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarRegistrarseConectarse
BIENVENIDOS AL FORO WWW.ROMPIENDOCADENAS.tk ESPERAMOS SERLE DE BENDICION PARA CUALQUIER DUDA O SI NECESITAS AYUDA PONTE EN CONTACTO CON LOS MODERADORES O ADMINISTRADORES KE DIOS LE BENDIGA GRANDEMENTE
AVISAROS DE QUE ESTAMOS REMODELANDO EL FORO QUEREMOS CAMBIAR VARIAS COSAS Y ARREGLAR LOS LINKS CAIDOS PARA ARREGLAR LAS DESCARGAS NECESITAMOS TU AYUDA SI QUIERES COLABORAR Y DEDICAR UN TIEMPO AL FORO PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS UN SALUDO BENDICIONES
IGLESIA FILADELFIA
Temas similares
RADIO vida extremadura
Últimos temas
» Usos y costumbres de las tierras Biblicas
Sáb 22 Jul 2017, 11:53 por lossacais1943

» Libros Variados
Dom 18 Dic 2016, 05:12 por lossacais1943

»  manolo y mayte -buenos recuerdos
Dom 25 Sep 2016, 22:49 por pere34

» ESTA MAL QUE UN CRISTIANO MADURO TENGA AMISTADES NO CRISTIANAS?
Miér 16 Dic 2015, 06:08 por Ari

» HERMANO ALFREDO A CADA PASO KE DABA (CON LA COLABORACION DE HERMANO RAYO , HERMANO BERZA)
Miér 09 Sep 2015, 02:54 por brian

» Jesús según Nietzsche
Dom 19 Jul 2015, 10:01 por NuevoZoroastro

» Las dos tribulaciones
Mar 14 Jul 2015, 08:33 por lossacais1943

» Todos juntos se salvaron
Miér 01 Jul 2015, 07:17 por Ari

» ¿Venida o venidas de Cristo ?
Vie 26 Jun 2015, 11:29 por Ari

Mejores posteadores
MAYRI
 
jesusymirella
 
elbaza
 
ANYELS
 
flordedios
 
josemanuelcristianiko
 
Marita
 
talmid
 
mirella
 
Elim
 
IMPORTANTE !!!
BENDICION DIARIA
*LA BIBLIA ONLINE* pinxa en la imagen
Sondeo
OS GUSTA EL NUEVO CAMBIO DEL FORO?? OPINAR QUE CAMBIARIAS ARREGLARIA O SUGIERENOS QUE ACER NUEVO
 MUY BUENO
 BUENO
 REGULAR
 CAMBIARIA ALGUNAS COSAS
Ver los resultados

Comparte | 
 

 Una mujer tras las cortinas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Marita

avatar

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 22/05/2010

MensajeTema: Una mujer tras las cortinas   Lun 31 Mayo 2010, 05:30

Una mujer tras las cortinas
Jacques Yves Cousteau pasó toda su vida en el mar, no contento con inventar los equipos de buceo actuales recorrió el mundo, a bordo del Calypso para enseñarle a la humanidad la grandiosidad de los océanos.
Muchos hombres y mujeres crecimos entre sus imágenes, muchos fuimos contagiados por su “fiebre de mar”, jugábamos de chicos a ser buzos del Calypso, conocíamos todas sus historias, vivimos todas sus inmersiones.
Pero la mayoría de la gente jamás conoció la historia del día que el Calypso se perdió, de aquel día que pudo ser el último día de una historia que aún no había comenzado.
Terminaba la década del ´40, no era una época fácil en Europa. La segunda guerra mundial había dejado a Francia en ruinas. Jacques Cousteau, un joven oficial de la marina decide dar un vuelco a su vida, con la ayuda de sus amigos y un patronicador secreto, compra un viejo dragaminas fuera de servicio y lo bautiza “Calypso”, renuncia a la marina y convence a un grupo de buzos de acompañarlo en la gran aventura: Recorrer los mares del mundo filmando los fondos oceánicos.
Todos sus ahorros se gastaron en equipamientos, vendió su casa para costear el viaje, todo su pasado y su futuro estaban puestos en ese viejo barco. Partieron rumbo al Mar Rojo donde planeaban filmar su primera película.
Al llegar anclaron el barco cerca de la costa de Egipto y todos los hombres fueron al agua, en el barco sólo quedó la esposa de Cousteau, Simone.
Mientras que los buzos estaban bajo el agua el cielo se cubrió de nubes, la superficie del mar se encrespó, comenzó a soplar un fuerte viento. Los buzos no pudieron volver al barco, nadaron hacia la costa. Una vez ahí contemplaron al Calypso que se sacudía con cada golpe de ola, tironeando el cabo del ancla que se rompería inevitablemente. Cousteau temía por su esposa, una mujer delgada que no tenía idea de barcos ni de navegación. Los buzos presos de impotencia esperaban la rotura del cabo del ancla para ver como todas sus ilusiones se hundían con el viejo buque.
El cabo se rompió en un estallido seco e inmediatamente se escuchó el motor del barco que se ponía en marcha, viraba a babor y se internaba en el mar de frente a la tormenta, al timón estaba Simone Cousteau y no parecía estar dispuesta a dejar hundir al Calypso, como no sabía nada de náutica decidió ir mar adentro donde no podría chocar con nada. Viajaba hacia la tormenta.
Ocho horas duró la lucha entre el viejo dragaminas y el mar, ocho horas donde una mujer sola, que nunca antes había estado en un barco, sacaba fuerzas de la nada para evitar que los sueños de su marido se hundieran ese día.
Cuando la tormenta terminó llevó al barco hacia la costa que se veía a la distancia pero como no lo sabía atracar y ya no tenía ancla, simplemente lo dejó flotar a la deriva con el motor apagado esperando que los buzos, que miraban la maniobra desde tierra, se pudiera acercar a nado. Al llegar encontraron a una Simone sonriente que, ante la sorpresa de todos, los recibió con café caliente.
Pasaron muchos años y el viejo dragaminas se convirtió en uno de los buques oceanográficos más famosos del mundo, navegó por todos los mares y visitó todos los puertos. Cousteau adquirió fama internacional. En 1980, en un reportaje un periodista le preguntó si era difícil comandar el Calypso, Cousteau contestó:
“No si está Simone a bordo, ella es la cocinera, la madre de treinta marineros, la que aconseja, la que pone fin a las peleas, la que nos manda a afeitar, la que nos reta, la que nos acaricia, la peluquera de a bordo, nuestra mejor crítica, nuestra primera admiradora, la que salva al barco de las tormentas. Ella es la sonrisa cada mañana y el saludo antes de irnos a dormir. El Calypso podría haber vivido sin mí… pero no sin Simone”
Una mujer que vivió entre cámaras y nunca se dejó fotografiar, no figuró en ninguna de las enciclopedias del Calypso se negó a ser vista en las películas y la mayoría de la gente nunca vio su cara.
Cuantas son las mujeres que han sido ignoradas, pero han hecho grandes cosas sin ser jamás reconocidas. Muy cerca de ti hay una mujer silenciosa hoy, puede ser la que barre tu oficina, o quizá tu madre, tu hermana, tu abuela, tu tía etcc.. Reconoce hoy su labor, dejaselo saber y reconocela publicamente, porque hoy podrías hacer para ella su mejor día.
Mujer ejemplar, ¿dónde se hallará? ¡Es más valiosa que las piedras preciosas! Su esposo confía plenamente en ella y no necesita de ganancias mal habidas. Ella le es fuente de bien, no de mal, todos los días de su vida. Anda en busca de lana y de lino, y gustosa trabaja con sus manos.
Es como los barcos mercantes, que traen de muy lejos su alimento. Se levanta de madrugada, da de comer a su familia y asigna tareas a sus criadas.
Calcula el valor de un campo y lo compra; con sus ganancias[g] planta un viñedo. Decidida se ciñe la cintura y se apresta para el trabajo.Se complace en la prosperidad de sus negocios, y no se apaga su lámpara en la noche. Prov 31:10-18
Volver arriba Ir abajo
 
Una mujer tras las cortinas
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Una fotógrafa muestra al mundo el cuerpo de la mujer tras ser madre
» El respeto hacia la mujer
» Mujer alemana vive sin dinero – Todos somos iguales, afirma
» ¿Cuánto crees que vales como mujer? ¿Cómo te ves a ti misma?
» La mujer que vino de universos paralelos (¿podrá ser esto real?)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ROMPIENDO CADENAS :: PANEL DE LA MUJER CRISTIANA-
Cambiar a: